Cómo evitar las infecciones cruzadas

Las clínicas dentales deben contar con procesos de esterilización adecuados a las normativas vigentes, para evitar contaminaciones cruzadas entre pacientes y garantizar la máxima seguridad de los tratamientos.

Cuando accede a un gabinete dental, todo el material que el dentista utilizará en la boca del paciente, debe estar debidamente esterilizado, pasando por tres procesos para eliminar restos orgánicos, mediante químicos, ultrasonidos y finalmente la esterilización con sistemas de Autoclave tipo B, que son los únicos capaces de eliminar los patógenos mas peligrosos. Los autoclaves son aparatos que combinan tiempo, temperatura y presión para esterilizar el instrumental.

Cuando el material se esteriliza, el autoclave informa mediante un ticket impreso o un fichero descargable del proceso realizado. Este ticket se debe archivar durante 10 años junto a los datos de la persona que se encargó del proceso de esterilización. Además una vez a la semana, como mínimo, se realizan test de esporas, que tras 24h en una incubadora, nos indican que el sistema de esterilización en autoclave, funciona correctamente.

En clínica dental Riviello nos tomamos muy en serio la seguridad de los pacientes y es por ello que utilizamos turbinas y piezas de mano, esterilizadas a 130 grados en autoclave tipo B, debidamente selladas y precintadas PARA CADA PACIENTE. Son abiertas delante del paciente, junto al resto de instrumental para garantizar que el proceso de esterilización ha llegado intacto. Además, el resto de superficies del sillón dental, es limpiado con una solución, específica que elimina virus como HIV y Hepatitis entre otros, y para evitar contaminación cruzada, son colocadas películas adhesivas de un solo uso, en todo tipo de mangos, teclados y botones.

El resto de material previamente ensobrado y esterilizado a 130 grados en autoclave tipo B, es marcado con la fecha exacta de esterilización ya que solo se puede garantizar el proceso, si no ha transcurrido seis meses. Una vez pasado ese tiempo, aunque no haya sido utilizado, el material ha de ser esterilizado nuevamente, siguiendo las pautas establecidas.

Es importante que cuando acuda a una clínica dental, se informe si esa clínica está inscrita en el registro de clínicas de la Generalitat de Cataluña o del organismo con competencias sanitarias en su comunidad.